EL TIEMPO Buenos Aires

Soleado

T23°
Soleado

Min: 18°C    Max: 26°C

suscribirse
Recibir resumen períodico
de las noticias y artículos
más destacados del diario.

La reciente decisión del Parlamento genera indignación, más aún cuando la situación de los indígenas que peor están no se modifica. ¿Llegará el día en que la clase política termine con estos abusos?

En medio de la difícil situación que vive el país, fruto de varias décadas de decadencia sistemática y de imposibilidad para resolver los déficits acuciantes de la sociedad en materia de educación, justicia, inseguridad, corrupción, narcotráfico y pobreza, la decisión de los diputados de aumentarse sus dietas de una manera obscena aparece como demasiado.

No estamos en contra de que los dirigentes ganen un muy buen dinero a la altura de sus roles y responsabilidades –especialmente si cumplen debidamente con ellos- lo que no cierra es que cuando el reparto es para “arriba” se observa que no hay mayores inconvenientes y los fondos siempre están; en cambio, cuando se trata de ayudar a los conciudadanos que se encuentran en una situación de marginalidad extrema, las soluciones nunca llegan, o llegan a cuentagotas, pero el problema de fondo, crónico, histórico, no encuentra solución por parte de los que deberían darla.

Y entonces la brecha de la desigualdad aumenta de una manera que avergüenza. Esta es una gran deuda de la clase política argentina y lamentamos decirlo, de nuestra joven democracia de treinta y cinco años que no ha logrado desde el fin de la última dictadura en 1983, resolver aquellos grandes núcleos de conflicto de nuestra sociedad, que son los que nos impiden un crecimiento sano y con buenas expectativas para todos.

Es sin dudas el gran fracaso hasta el momento de la clase dirigencial toda, en donde los políticos tienen las mayores responsabilidades, considerando que si bien todos los sectores sin excepción tenemos una parte de esa responsabilidad, nunca lo es en la dimensión de los que se han postulado para conducir los destinos del país.

En este contexto un aumento como el que comentamos indigna porque es absolutamente extemporáneo. Estos días hemos escuchado justificaciones increíbles de algunos diputados intentado penosamente explicar lo inexplicable.

El cuadro es aún peor cuando el aumento fue posible gracias el acuerdo entre el bloque oficialista y el de la oposición (¡!) dejando afuera al Frente Renovador y a partidos de izquierda que hasta el momento han rechazado la medida. Pero lamentablemente está últimas posiciones -adecuadas a la realidad, debemos también decirlo- no alcanzan. Es que la ciudadanía espera que en lugar de que el Parlamento este ocupándose de sus propios entuertos y en muchos casos como este de sus propias economías, se estuviera preocupando junto a los otros poderes del Estado en crear, aplicar y consolidar políticas públicas consensuadas incluso con distintos sectores representativos de la sociedad, pensando alguna vez en grande y no el mera visión del partido político o el interés personal.

Los hermanos más olvidados

¿Saben nuestros legisladores que mientras ellos aumentan sus dietas los hermanos más postergados de la Patria, pobres entre los pobres, son una parte importante de nuestros indígenas que viven en condiciones muchas veces infrahumanas? ¿Saben nuestros legisladores que esos hermanos sobreviven en parte del Chaco Salteño y sobre el Pilcomayo; en gran parte de Formosa y en el Impenetrable Chaqueño?

Son miles y miles de hombres y mujeres wichí, qom, pilagá, chorote, chulupí, históricamente presionados en sus hábitats, rodeados y arrollados por la expansión de la sociedad nacional que han ido perdiendo sus tierras y sus recursos –el monte, sus plantas, sus animales, los ríos puros, la tierra poblada de árboles- siendo arrojados a la calamidad de la degradación y contaminación permanente de la Madre Tierra por empresas extractivistas que no han tenido limites en su poder de destrucción.
Junto a este cruel panorama esos hermanos sufren enfermedades que desde hace muchísimo tiempo y todavía hoy los agobian sin piedad: tuberculosis, chagas, desnutrición, avitaminosis, cólera, gastrointestinales, diabetes, mortalidad infantil.

¿Saben esto los legisladores? A veces pensamos que no. Y si la respuesta es “si” es peor todavía, porque cuando toman decisiones como las que nos ocupa es difícil pensar en que están dispuestos como Estado en resolver estos graves problemas que son realmente los que enferman a la Argentina.

Señores de la clase política: ayuden a no perjudicar más al país con estas conductas. Y recuerden que se predica con el ejemplo y que el ejemplo se da también de arriba hacia abajo. La sociedad toda y entre ellos los hermanos más olvidados, los dignos paisanos indígenas que menos tienen, no esperan de ustedes nada en particular, salvo aquello para lo que fueron elegidos: ir resolviendo con madurez, seriedad y compromiso los graves problemas estructurales que nos atraviesan. Y no que sean parte de los problemas. ¿O será mucho pedir?

Por ElOrejiverde
Fecha: 9/6/2017

Notas relacionadas

El Orejiverde es un proyecto apoyado por Fundación Felix de Azara Fundación de Historia Natural Félix de Azara, con el auspicio de:

Del nuevo extremo Grupo Editorial
Lof Vicente Catrunau Pincén
Universidad Nacional de Tres de Febrero

y los auspicios institucionales de

UNGRAL
PAZ Y JUSTICIA
TEFROS
RELATOS DEL VIENTO
CCAIA
Takiwasi
Genocidio
Pressenza
Universidad Popular Originaria
Grupo Universitario de Investigación en Antropología Social
Grupo Documenta
Ministerio de Educación
Grupo Inernacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas
Servicios en Comunicación Intercultural
BLIBLIOTECAS RURALES DE CAJAMARCA
Logo del Movimiento en Defensa de la Pacha
 ProArHEP del Departamenro de Ciencia Sociales de la Universidad Nacional de Lujan
 Universidad Nacional de Lujan
Tigre Municipio
PCCA
BIOANDINA ARGENTINA
MUSEO ETNOGRAFICO
RADIO YANDE
INAI

2015. El Orejiverde. Idea y Dirección General CARLOS R. MARTINEZ SARASOLA. Domicilio legal: Jorge Newbery 1873, 3ro B (1426) CABA.
Número de Registro de Propiedad Intelectual 5244912. - Website realizado por arazifranzoni