EL TIEMPO Buenos Aires

Breezy

T11°
Breezy

Min: 8°C    Max: 12°C

suscribirse
Recibir resumen períodico
de las noticias y artículos
más destacados del diario.

Se realizó una convocatoria de acompañamiento a esa comunidad indígena que fue citada a una audiencia preliminar en el marco del juicio civil de desalojo

El martes 8 a las 11 horas los representantes de la Comunidad Indígena Punta Querandí fueron citados a una audiencia preliminar “de conciliación” llamada por la responsable del Juzgado Civil y Comercial 16 de San Isidro. Así lo establece el código procesal como última posibilidad de llegar a un acuerdo. Las dos partes se mantuvieron firmes en sus planteos y se dieron lugar a las pruebas ofrecidas previamente.

Afuera del Juzgado ubicado en Belgrano al 300, esperaron con expectativa unas 50 personas representantes de organizaciones ambientales, políticas, de pueblos originarios, vecinos y de derechos humanos, mientras repartían volantes y charlaban con los transeúntes. Antes de ingresar a la audiencia se llevó a cabo una ceremonia en la Plazoleta del Mástil, en frente de la sede judicial, con el objetivo de pedir fuerza a los ancestros. Muchos vecinos se acercaban interesados, y alguno incluso manifestó a viva voz su rechazo (“no quiero esto para San Isidro, que vayan a otro lado”, le insistía un señor a la policía, que le respondía que era una ceremonia de una comunidad).

“Hicimos notar la presencia indígena en pleno San Isidro como no se ha visto antes”, señaló Alberto Aguirre del pueblo qom y miembro de Punta Querandí. Por su parte, Jésica Zalazar del Consejo de Mujeres de Punta Querandí consideró: “Abrimos la jornada pidiendo fuerza a los ancestros y nos escucharon. Fue un día muy emocionante, terminamos la jornada muy fortalecidos, lo vivido fue una victoria para nuestra comunidad”.

Minutos después de las 11 horas ingresamos al Juzgado con nuestras abogadas Andrea Burucua y Paula Alvarado (kolla), los cinco representantes de la comunidad: Reinaldo Roa (guaraní) y Santiago Chara (qom) por el Consejo de Ancianos, Soledad ‘Jasuka’ Roa (Guaraní) por el Consejo de Mujeres, Valentín Palma Callamullo (quechua) y Pablo Badano por el Consejo de Comunicación.

De la audiencia también participaron los abogados de la Defensoría del Pueblo de la Pcia de Bs As, y el abogado del empresario O’Reilly, José Francisco Torreguitar, del Estudio Lanusse. “Se ratificaron ambas posturas, la de O’Reilly de desalojarnos y la nuestra de defender el territorio comunitario. Nuestra estrategia está basada en el derecho indígena y en la realidad: hace más de una década que ejercemos la posesión con distintas actividades y construcciones”, resumió Callamullo. “También planteamos que se tome en cuenta la Ley 26.160 que paraliza los desalojos hasta tanto haya un relevamiento territorial”, agregó.

A la salida de la audiencia, se formó un círculo en la plazoleta donde habló la abogada Andrea Burucua y luego tomaron la palabra la mayoría de quienes “dejaron todo” para poder acompañar a la Comunidad. Entre ellos estuvieron referentes ambientalistas de la Red de la Cuenca del Río Luján, el Observatorio de Humedales del Delta, el Parlamento Plurinacional de Pueblos Originarios, la Comunidad Qom Cacique Ramón Chara, la Comisión de Derechos Humanos Pancho Soáres, el ex concejal Luis Cancelo, militantes de Nuevo Encuentro de Tigre, la Unión Islera Vecinal, la Biblioteca Palabras del Alma de Pilar y vecinos de la localidad de Dique Luján, Rincón de Milberg, la Primera Sección de Islas y Tigre Centro.

Los concejales del bloque Unidad Ciudadana de Tigre hicieron llegar su adhesión a través de la Comisión Pancho Soáres. Otros respaldos fueron del Foro Permanente por los Derechos Humanos y la Naturaleza (Escobar) y el Espacio por la Memoria de los Pueblos Originarios (EMPO) del Municipio de Morón.

Se sintió como miles

“A pesar de la lluvia vinieron muchos hermanos y referentes de organizaciones, fue lindo entrar a la audiencia con todo ese respaldo atrás”, destacó Valentín Palma Callamullo.
Por su parte Santiago Chara subrayó:” La lluvia fue una gran bendición para nosotros y es anuncio de que estamos germinando como hermanos unidos. Ñi achekolac cartaá (gracias nuestro padre)”. Y agregó: “Estoy agradecido por lo que me pasó desde el comienzo de este día tan esperado, así como otras veces me sentí acompañado por el gran espíritu a quien siempre le pido ayuda y doy agradecimiento”.

Mientras duraba la audiencia judicial, afuera “les explicábamos a la gente qué pasaba, repartíamos volantes, fue emocionante todo, el espíritu que había en las personas que nos acompañaron fue terrible, les agradezco a todos los que estuvieron con nosotros bajo la lluvia”, resaltó Alberto Aguirre del pueblo qom.

“En todo momento estuvieron los abuelos, estuvo Umita –una beba fallecida que fue despedida en Punta Querandí- y estuvo el Gran Espíritu. Nos alentaron, nos acompañaron y nos situaron a cada cual en su lugar para poder lograr esto”, relató el qom, a cargo de diversas construcciones de madera en la comunidad.

Jésica Zalazar, de raíces originarias de Córdoba, expresó: “Tanto la ceremonia como el círculo final fueron muy poderosos, éramos 50 pero se sintió como miles de personas en defensa de nuestra comunidad”, sintetizó. “Me llené de esperanza y alegría”, dijo Rosiene Bissoni, una de las integrantes más “nuevas” de Punta Querandí.

Voces de resistencia

La convocatoria reunió a los distintos sectores sociales comprometidos con la defensa del territorio comunitario, quienes tomaron la palabra en la ronda final. Luego hablamos con muchos de ellos para que nos compartan sus sensaciones.

“Punta Querandí está dando una batalla ejemplar y emblemática en estos tiempos”, planteó el diaguita Roberto Aramayo del Parlamento Plurinacional. “Están llevando una lucha clara y clarificante por defender nuestra Madre Tierra, el ambiente y nuestra cultura. Soñamos los pueblos indígenas que un día por una vez por todas la sociedad entienda que debe trabajar en un mundo intercultural y pluricultural”, declaró.

Jakeline Mariaca Antezana, de raíz aymara, se acercó desde La Matanza, ella es la madre que despidió las cenizas de su beba ‘Umita’ en Punta Querandí en marzo. “Un placer haber estado, los admiro mucho por la perseverancia, la entereza, la fuerza y el coraje que le ponen para afrontar esto ante una empresa tan grande que sólo provoca destrucción. Esto es un granito de arena de parte de mi familia, de Uma, de Dani y mis papás. Seguimos en este camino de lucha”, expresó.

El militante guaraní Darío Juárez, vecino de San Fernando, destacó que “la lucha de Punta Querandí siempre va acompañada de la parte espiritual, están bancándose varios frentes, el territorial y el cultural” (...) “Hacer una ceremonia en el centro de San Isidro tuvo una trascendencia total, como dicen los abuelos es una forma de conectar el presente con el pasado de ese lugar, que también va a despertar, eso es más que seguro”, apuntó.

Constancia y crecimiento

Otro de los presentes era Luis Cancelo, ex concejal de Tigre y actualmente miembro de Unidad Isleña, quien en el 2009 comenzó a participar activamente en los reclamos de Punta Querandí, como integrante de la Asamblea Delta y Río de la Plata y un año después como legislador. Luis destacó “la constancia y el crecimiento” en esta década de lucha, “el gran arraigo en la comunidad de Tigre y Escobar”, y señaló “el respeto que han adquirido por la seriedad del trabajo y por la difusión de los distintos temas”.

Por su parte, Alfredo More, vecino de Don Torcuato, miembro de la Comisión Pancho Soáres y asesor del bloque de concejales de Unidad Ciudadana, opinó: “Fue demasiado grande la convocatoria, además de lo emocionante creo que lo relevante es la fuerza que se consiguió para que una jueza del poder judicial vaya a Punta Querandí”, señaló en relación a la visita que realizará la magistrada María Teresa Petrone en agosto (la jueza realizará en ese mes un reconocimiento del territorio y en septiembre serán llamados a declarar los testigos propuestos por ambas partes).

“Nosotros estamos muy contentos acompañándolos, buscamos poner un granito de arena para que Punta Querandí sea un símbolo de lucha y que tenga lo que tiene que tener: justicia”, manifestó Alfredo. El ambientalismo estuvo muy bien representado con varias integrantes de la Red de Organizaciones de la Cuenca del Río Luján, con quienes compartimos un enemigo común: los negociados inmobiliarios sobre humedales, encarnado entre otros por la misma empresa EIDICO, de Jorge O’Reilly.

Adriana Anzolín de Vecinos del Humedal (Campana) declaró: “Estoy muy contenta porque vi que realmente había participación de muchos grupos”, mientras que Graciela Capodoglio de la Reserva Natural de Pilar y de la ONG Patrimonio Natural, expresó: “Teníamos que ir, no podíamos no estar. La causa lo vale. Sigamos juntos, el bien va a triunfar”. Y por último, Mónica Manolio de la misma organización: “Un gracias enorme por estar en primera fila en esta lucha y no bajar los brazos. Para mí es un orgullo poder estar junto a ustedes”, subrayó la mujer, descendiente de pueblos originarios por parte de su abuela materna, Ramona Severa Aguiar, de la zona de Azul en el centro de la Provincia de Buenos Aires.

Marta Salvatierra, de raíces indígenas de Santiago del Estero y maestra de primaria, y su compañero también docente Emilio Galarza, ambos de la Comunidad de Sikuris del Arco Iris, coincidieron: “En lo que podamos ayudar, ahí estaremos. Su lucha es nuestra lucha. Gracias por defender como nadie nuestra querida Punta Querandí y todo lo que ella significa. Jallalla hermanitos!!”.

“Para nosotros fue muy lindo y muy conmovedor acompañarlos en la entrada y en la salida de la audiencia”, aportó el docente Hernán Nemi, de la Biblioteca Palabras del Alma de Pilar, institución que también trabaja en diversas comunidades mbya guaraní en Misiones. “Nos parece muy importante que este espacio se preserve como lugar donde se puedan desarrollar las costumbres, los modos de vida y la cultura ancestral de nuestros pueblos originarios, pero también para que la gente que vive en el Gran Buenos Aires pueda conocer todo esto, con el Museo, la Biblioteca, con construcciones hechas por los mismos indígenas”. “Punta Querandí es un aporte a la memoria, al presente y a nuestra dignidad”, concluyó Hernán.

Ganaron la batalla cultural

Vecinos y pobladores de Tigre fueron la otra pata importante de la convocatoria. Yésica Chavez tiene 31 años, es de raíces guaraníes y siente un fuerte vínculo con la comunidad: “Me invitaron y fue dejar todo, cambio el horario, no me importa, voy, acompaño. Si se pierde Punta Querandí mi hija está perdiendo un lugar donde hay naturaleza y mucha espiritualidad. Quiero que ella disfrute lo que alguna vez disfruté yo en Tigre cuando era chica, porque los countries se adueñaron de todo. Hoy en día es el único lugar donde la puedo llevar que es parecido a lo que teníamos”. “La lluvia es lo que menos importaba, me quedé sorprendida, pensé que íbamos a ser menos, éramos muchos”, destacó Yésica, vecina de Rincón de Milberg.

Una impresión similar le quedó a Soledad Olmos, otra vecina de raíces indígenas de la misma localidad. “Lo que sentí es que hay muchísimos actores muy comprometidos con Punta Querandí, se está dando todo para ganar esta lucha”. Con un optimismo semejante, Fernando Poggi, vecino de La Ñata, determinó: “Ustedes ya han ganado una gran batalla, la cultural, la social, la de la vida comunitaria, con la naturaleza y todo lo que supieron generar en ese espacio”.

Proceso judicial

En el marco del juicio, la comunidad pedirá documentos oficiales al Consejo Provincial de Asuntos Indígenas y al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, y se presentará un peritaje antropológico a cargo de la reconocida especialista Morita Carrasco. También darán su testimonio siete testigos propuestos por Punta Querandí: tres pobladores del paraje, dos educadores, una ex funcionaria del gobierno provincial y una referente espiritual del pueblo guaraní en Buenos Aires. La jueza deberá decidir, con todas las pruebas reunidas, quién es legítimo poseedor del territorio, pero el fallo podrá ser apelado por cualquiera de las dos partes.

Vale mencionar que la importancia del espacio ancestral de los pueblos originarios no es sólo para sus habitantes. Valentín Callamullo aportó que el lugar “ayuda a los chicos indígenas de las escuelas a reafirmar su origen ante tanto racismo y negación”, mientras que también hace a la identidad de pobladores y vecinos en general “porque aporta a la diversa riqueza cultural que tiene la zona”. Del lado opuesto, un empresario multimillonario continúa con su cruzada: “O’Reilly está enceguecido en destruir y negar nuestro derecho indígena, pero venceremos”, afirmó Jésica Zalazar

Por Comunidad indígena Punta Querandi
Cobertura fotográfica: Fernando Poggi y Leo Crovetto
Fecha: 16/5/2018

Notas relacionadas

El Orejiverde es un proyecto apoyado por Fundación Felix de Azara Fundación de Historia Natural Félix de Azara, con el auspicio de:

Del nuevo extremo Grupo Editorial
Lof Vicente Catrunau Pincén
Universidad Nacional de Tres de Febrero

y los auspicios institucionales de

UNGRAL
PAZ Y JUSTICIA
TEFROS
RELATOS DEL VIENTO
CCAIA
Takiwasi
Genocidio
Pressenza
Universidad Popular Originaria
Grupo Universitario de Investigación en Antropología Social
Grupo Documenta
Ministerio de Educación
Grupo Inernacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas
Servicios en Comunicación Intercultural
BLIBLIOTECAS RURALES DE CAJAMARCA
Logo del Movimiento en Defensa de la Pacha
 ProArHEP del Departamenro de Ciencia Sociales de la Universidad Nacional de Lujan
 Universidad Nacional de Lujan
Tigre Municipio
PCCA
BIOANDINA ARGENTINA
MUSEO ETNOGRAFICO
RADIO YANDE
INAI

2015. El Orejiverde. Idea y Dirección General CARLOS R. MARTINEZ SARASOLA. Domicilio legal: Jorge Newbery 1873, 3ro B (1426) CABA.
Número de Registro de Propiedad Intelectual 5244912. - Website realizado por arazifranzoni