Ultima entrega sobre Los Caciques. Reseña de una parte de la historia focalizada en la región de Pampa y Patagonia, y especialmente la pampa -o las pampas, como también se la conoce- porque fue allí que se jugó, hacia fines del siglo XIX el destino de una Argentina sin los pueblos originarios

“INDIOS AMIGOS”, CACIQUES AMIGOS

Este es un capítulo aparte en la historia indígena en la Argentina y en la historia al interior de los propios pueblos originarios

.

Los “indios amigos” fueron parte de una politica que tuvo su climax en la estrategia de Rosas a la que denominó “Negocio Pacífico con los Indios”y cuyo objetivo fue acercar e instalar en las inmediaciones de la frontera a las tribus más afines a los blancos y por ende más alejadas de sus hermanos. Esta situación que se desarrolló en plenitud durante todo el siglo XIX, tuvo marchas y contramarchas

:

“Entre los “Indios Amigos” y aquellos pertenecientes a las comunidades libres de la llanuras (los “hostiles”), las relaciones eran contradictorias. Muchas veces se llegó al enfrentamiento y al extremo de la venganza de la sangre, denunciando el fantasma de las profundas diferencias entre hermanos (el caso por ejemplo de la muerte del cacique Cipriano Catriel); otras veces los “Amigos” volvieron a formar parte de las huestes “rebeldes”...En todo caso, y como la relación entre “indios argentinos” y “chilenos”, son todas expresiones de la complejidad de un mundo indígena con sus claroscuro contradicciones, que de todas maneras no obstaculizan a nuestra perspectiva de análisis, en todo caso nos acercan a una faceta más real y humana de las culturas originarias”.(Martínez Sarasola 2012:24­25)

Cipriano Catriel; Ignacio Coliqueo, Venancio Coñuepán o Cayupán, Ignacio Cañuquir, Mariano Rondeau, Juan Raylef, Pedro Melinao, Gervasio Chipitrus, Manuel Grande, Andrés Raninqueo, José María Bulnes Yanquetruz, son algunos de los nombres de esa larga lista de caciques amigos que tuvieron en la frontera una destacada actuación tanto para uno como para otro lado.

Muchas veces las cartas de estos caciques a los jefes de frontera desnudan una exagerada dependencia y sometimiento llenas de frases rimbombantes y falsamente elogiosas hacia las personas de los jefes militares, pero al mismo tiempo no ocultan sus conflictos al interior de las tribus, más propensas a desconfiar de los cristianos que el intentar relaciones supuestamente horizontales.

Lo que si es cierto que ellos habían tomado una opción, la de vivir más cerca del mundo de los criollos, sobre la frontera, más cerca del mundo que probablemente presentían se impondría finalmente sobre los pueblos originarios. Sin perjuicio de ello, señalaron constantemente la necesidad de la delimitación de sus “campos” como condición fundamental también para ellos del sostenimiento de las buenas relaciones mutuas.

Por El Orejiverde
(El presente texto es extracto de fragmentos de los libros “Nuestros Paisanos los Indios” y La Argentina de los caciques” de Carlos Martínez Sarasola)
Fecha: 10/02/2020