EL TIEMPO Buenos Aires

Parcialmente nublado

T22°
Parcialmente nublado

Min: 16°C    Max: 23°C

suscribirse
Recibir resumen períodico
de las noticias y artículos
más destacados del diario.

La tribu Carrizo Comecrudo en la región de Texas (EEUU) continúa su lucha por los derechos ambientales y por su territorio que se encuentra junto al camino de la expansión del muro fronterizo propuesto por el presidente Trump, a la vera del Rio Grande. Nuestra colaboradora Amalia pudo visitarlos y conversar con su líder Juan Mancías

Las tribus nativas buscan proteger sus árboles, ríos y cementerios sagrados. En nuestro viaje a Texas, visitamos la Tribu Carrizo Comecrudo/`K Gna del territorio Somisek, zona ocupada por ellos y conocida como parte del estado de Texas. Llegamos a la casa de Juan Mancias cerca de las diez de la noche. Para llegar pasamos por carreteras llenas de árboles donde pudimos observar algunos venados.

Nos recibió Laura Yohualtlahuiz (nuestra guía), y nos presentó a Juan Mancias, líder nativo que hoy está luchando junto a un grupo de hermanos indígenas y vecinos contra la construcción del muro fronterizo, para proteger sus tierras. Esta lucha viene desde el 2019, y los Carrizos comecrudo/`K Gna en Octubre del año pasado se presentaron en la corte federal para entablar una demanda contra el gobierno, a quien acusan de mantener los detalles del proyecto en secreto, destruir árboles y ríos.

Mancías aseguró “nosotros protegemos nuestras tierras porque vinimos de ellas”. Nuestros territorios son sagrados y este proyecto del muro va en contra de varias leyes establecidas constitucionalmente que no se están respetando.

“Somos educados y podemos entender, muchas cosas, pero no podemos entender cómo se quieren tomar territorios nuestros donde en realidad no es el límite original, están entrando en nuestras tierras, que está muy alejada del límite.” comentó Juan Macías, líder de la Tribu Carrizo Comecrudo.

El año pasado en Octubre la tribu presento una demanda en la que cuestionan la inconstitucionalidad de los decretos de del presidente Trump que desviaron dinero para el muro. Los expertos aseguran que el muro afectaría al Río Grande, que divide ambos países y no permitiría el acceso a las actividades recreativas de los ciudadanos de la zona.

El muro además perturbaría los enterramientos de los nativos y los sitios sagrados situados a lo largo el delta del río. Es en esta zona donde los clanes tribales vivían, comerciaban y enterraban a sus muertos durante siglos antes de la colonización.

"Están tratando de borrar lo que somos, y eso es genocidio. La guerra con los pueblos indígenas no ha terminado, sólo han cambiado los campos de batalla. Ahora la batalla se libra en los tribunales", puntualiza Mancías.

De hecho, hasta la fecha no han trascendido muchos detalles sobre el proyecto de construcción del muro, ya que el gobierno, con el fin de poder agilizar el proyecto, dejó, vinculadas con la calidad del aire y del agua, las especies en peligro de extinción, las tierras públicas y los derechos de los pueblos indígenas estadounidenses. La exención incluye la Ley de Preservación Arqueológica e Histórica y la Ley de Protección y Repatriación de Tumbas de Nativos Americanos.

La tribu ha presentado peticiones oficiales ante agencias gubernamentales y contratistas privados para que cesen las obras y se cancele el proyecto. Señalan que no quieren que este proyecto cause "más división, ni que se desentierren a nuestros ancestros. Los humanos no somos dueños de la tierra, la tierra nos posee, por eso la reclamamos. Nos identifica".

Tanto la Tribu que hoy sigue acampando en el territorio, al igual que muchos vecinos todos dicen: "Todo el río se vería afectado por el muro, causaría destrucción ecológica, rompería a comunidades enteras y destruiría a muchas especies salvajes.”

“La gente no comprende que en estos Territorios están también nuestras medicinas. Están destruyendo todos los elementos nativos y de la naturaleza. Hemos acampado en el sitio para concienciar a la población y demostrar que no claudicaremos seguimos aquí, no nos iremos, y tenemos el derecho a expresar nuestra opinión. Es nuestra tierra”, comenta Mancías.

Mancias es originario nativo de estas tierras, y siente una fuerte conexión con ese territorio ya que, dice, la historia y la identidad espiritual de su pueblo están arraigadas en todo el valle. Nos ha contado como viven sus ceremonias, como curan con sus plantas medicinales y la relación con el universo y la madre tierra, que compartiremos en la próxima entrega.

Creo que falta mucho por descolonizar, el hombre no comprende que el Planeta Tierra está necesitando de la protección no de la explotación, debemos comprender que está en nuestras manos hacer nuestra parte como hijos de la tierra, cuidar el agua, cuidar los árboles, porque lo vamos a necesitar, es tiempo de despertar.
¿Dónde estamos mirando?

Por Amalia Vargas Inca, PukioSonqo
Imagen: Lupita Chavez
Fecha: 28/03/2020

Notas relacionadas

El Orejiverde es un proyecto apoyado por Fundación Felix de Azara Fundación de Historia Natural Félix de Azara, con el auspicio de:

Del nuevo extremo Grupo Editorial
Lof Vicente Catrunau Pincén
Universidad Nacional de Tres de Febrero

y los auspicios institucionales de

UNGRAL
PAZ Y JUSTICIA
TEFROS
RELATOS DEL VIENTO
CCAIA
Takiwasi
Genocidio
Pressenza
Universidad Popular Originaria
Grupo Universitario de Investigación en Antropología Social
Grupo Documenta
Ministerio de Educación
Grupo Inernacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas
Servicios en Comunicación Intercultural
BLIBLIOTECAS RURALES DE CAJAMARCA
Logo del Movimiento en Defensa de la Pacha
 ProArHEP del Departamenro de Ciencia Sociales de la Universidad Nacional de Lujan
 Universidad Nacional de Lujan
Tigre Municipio
PCCA
BIOANDINA ARGENTINA
MUSEO ETNOGRAFICO
RADIO YANDE
INAI

2015. El Orejiverde. Idea y creación original: CARLOS R. MARTINEZ SARASOLA. Dirección general: LUCAS MARTINEZ SARASOLA.
Domicilio legal: Olleros 1878. Piso 10 B(1008) CABA.
Número de Registro de Propiedad Intelectual 5341607. - Website realizado por arazifranzoni